Buscar
  • Cinacruz

BAJA INFLACIÓN REFLEJA ESTABILIDAD EN OFERTA Y DEMANDA DEL MERCADO


Fuente: Bolivia/Franz Acarapi

El bajo Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 1,47% registrado en 2019 muestra que la oferta responde a la demanda de diferentes productos en el mercado nacional y con precios estables.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó la pasada semana que la inflación acumulado en 2019 alcanzó a 1,47%, menor a la registrada en 2018, cuando llegó a 1,51%, mientras que en diciembre alcanzó a -1,54% respecto a noviembre, que presentó un indicador positivo de 1,11%.

“Tener una baja inflación significa una menor cantidad de circulante y obviamente que la oferta está respondiendo a la demanda, por lo tanto, no hay una presión de los precios hacia arriba”, explicó a este medio el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

Señaló que el IPC de 2019 podría haber sido menor al 1,47% de no haber existido un incremento generalizado de precios en noviembre como efecto de la convulsión política y social registrada en el país, que además paralizó la actividad productiva y el flujo de las exportaciones.

De acuerdo con el cálculo que realizó la Cámara Nacional de Comercio (CNC), las movilizaciones y bloqueos de octubre y noviembre del año pasado ocasionaron una pérdida económica de $us 2.000 millones.

Menor incertidumbre

Para el gerente general de la CNC, Gustavo Jáuregui, el contar con una estable y baja inflación es importante para la economía de un país, porque disminuye la incertidumbre en la población respecto a los precios y la oferta y demanda del mercado.

“Si la bajada de precios responde a un ajuste natural, tiene efectos positivos sobre los consumidores, puesto que estos tendrían mayor liquidez y podrían gastar más dinero y estimular así la demanda”, mencionó.

Sin embargo, el ejecutivo indicó que “si nos enfocamos en el resto de la población que es independiente en sus actividades o trabaja por cuenta propia”, la baja inflación podría ser generada por el estancamiento o disminución en el consumo.

En ese marco, aseveró que si la caída de precios se mantiene por mucho tiempo o se hace persistente, esto podría generar un efecto adverso e incidiría de forma negativa en el sector productivo al generarse una deflación ­—descenso generalizado y prolongado de los precios de los bienes y servicios—, que afectaría al empleo y la dinámica económica del país.

“Estamos en una etapa en la que el actual Gobierno de transición debe darse a la tarea de mostrar mayor transparencia de los datos económicos, ya que por la ausencia de dicha política en los años pasados, se generaron dudas sobre la veracidad (de los datos)”, apuntó Jáuregui.

Instrumento antiinflacionario

A decir de Rodríguez, del IBCE, la política del tipo de cambio —del boliviano respecto al dólar que se mantiene invariable desde el 2 de noviembre de 2011— se utiliza en Bolivia como un instrumento antiinflacionario, tomando en cuenta que siempre privilegió al consumidor antes que al productor o al exportador, hecho que se traduce en el déficit comercial externo que se da por quinto año consecutivo (2015-2019).

“Somos una nación que todavía crece, aunque crece menos y tiene uno de los índices de inflación más bajos del mundo, pero eso no debe ser consuelo”, declaró.

Apuntes

Para el IBCE, las políticas públicas deben responder a las necesidades del sector productivo y comercial legalmente establecido.

Según la CNC, si la caída de precios es duradera y persistente, podría generar un efecto adverso, la deflación, que podría incidir negativamente en el sector productivo, el empleo y la dinámica económica del país.

Datos

1,47 por ciento fue el índice de inflación acumulada registrada en 2019, menor a la observada en 2018 cuando llegó a 1,51%, según el INE.

66 por ciento era el IPC en 1986, y constituye uno de los períodos más inflacionarios de la historia económica del país.

0 vistas

(591-3) 343-4658

Av. Cristo Redentor, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

©2019 by Cinacruz- Colegio de Ingenieros Agrónomos.