Buscar
  • Cinacruz

El IBCE ve urgente inyectar un shock de liquidez

Exhortó. El sector sugiere al Gobierno actual sentar las bases para un nuevo modelo económico orientado a recuperar su potencial.


Fuente: El Día.

Ante el panorama casi sombrío que se viene el día después de la pandemia, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), a través de su presidente, Pedro Colanzi, manifestó que en las condiciones de recesión como se encuentra la economía del país, urge inyectar un shock de liquidez para reactivar la misma.

“Necesitamos un shock de liquidez tanto para recuperar la demanda como para dinamizar la oferta agregada y para eso se necesita que las diferentes medidas que ha tomado el Gobierno sean efectivas, ágiles y puedan llegar de forma eficiente a los sectores para los que han sido pensadas y no se ahoguen en la eterna burocracia que adolece nuestro Estado”, aseguró en contacto con El Día.

Asimismo, plantea al Gobierno crear las bases de un nuevo modelo económico, por lo que es vital un pacto social entre el estado, los trabajadores y empresarios. “Eso permitirá relanzar una economía donde el Estado sea el socio de los sectores productivos privados y no su competencia”, precisó.

Una caída de seis años. Bolivia, desde el 2014 ha venido registrando una constante desaceleración económica. Un creciente déficit fiscal por encima del 8 % a diciembre de 2019, el incremento en cinco veces de la deuda externa pública, una abrupta caída de las Reservas Internacionales Netas (RIN) de USD 15.300 millones a solo USD 6.400 millones y una balanza comercial cada vez más deficitaria, explican un proceso de seis años de enfriamiento macroeconómico.

Colanzi, argumenta, que el 2019 ya fue un año en el que se registró solo un 2,2 % de crecimiento del PIB; el peor en los últimos 20 años. Ante esa situación arribó la crisis sanitaria global de la pandemia del coronavirus (COVID-19) que, desde el mes de marzo, por las medidas de restricción sanitaria determinadas por el Gobierno, el aparato productivo del país se paralizó, al menos en los primeros tres meses de cuarentena, completamente. 

“Efectivamente la actual situación es más crítica que en los años 84 y 85 con la UDP por que actualmente estamos viviendo una pandemia que ha afectado a casi todas las economías del mundo y en nuestro país nos ha enfrentado ante nuestras falencias sanitarias y a una economía que venía cayendo hacia algunos años”, enfatiza el presidente del IBCE.

Proyecciones de preocupación. Según el IBCE, las proyecciones de los organismos internacionales para el 2020, anticipan a un decrecimiento PIB en el orden del 6 % aproximadamente, con una disminución de USD 2.400 millones de dólares y que hasta finalizar este año se prevé que podrían contraer en USD 3.000 millones.    

Además, Colanzi, menciona que a todo eso se deben sumar “los inhumanos e inmisericordes 12 días de bloqueos” en plena pandemia. “Eso nos muestra que los intereses y cálculos de políticos y algunos mal llamados movimientos sociales están por encima de los intereses y el bienestar del pueblo al que deberían servir”, precisó.

Ante esa situación, el máximo representante del comercio exterior boliviano, plantea que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, pese a ser transitoria, pueda de manera urgente sentar las bases para un nuevo modelo económico. “Que el Estado dé posibilidades para que los diferentes sectores productivos alcancen todo su potencial y se convierta en un facilitador de las diferentes actividades económicas y libere todas las trabas que aún impiden el despegue de muchas actividades”, finaliza Colanzi.

60 Días Del lanzamiento del Plan Empleo, sigue sin despegar.

0 vistas

(591-3) 343-4658

Av. Cristo Redentor, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

©2019 by Cinacruz- Colegio de Ingenieros Agrónomos.