(591-3) 343-4658

Av. Cristo Redentor, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

©2019 by Cinacruz- Colegio de Ingenieros Agrónomos.

Buscar
  • Cinacruz

La sequía y el desborde de dos ríos comprometen la producción soyera

El déficit hídrico en Pailón y Cuatro Cañadas mermó unas 500.000 toneladas de soya que representan $us 140 millones que los productores dejarán de percibir. Evalúan daños por riadas en campos de San Pedro.

Fuente: El Deber.

Las condiciones meteorológicas adversas que se presentan en gran parte del territorio nacional dejan secuelas en campos de producción de soya en Santa Cruz. El déficit hídrico en zonas productivas de los municipios de Pailón y Cuatro Cañadas, al este del departamento, debilitó los rangos de rendimientos proyectados. En San Pedro, al norte de la región, el desborde de los ríos Piraí y Grande inundó plantaciones de soya. Desde la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) manifestaron que están en proceso de evaluación de los daños ocurridos por desborde de los ríos Piraí y Grande. Hasta la semana pasada, según el presidente de la organización, Marcelo Pantoja, el informe de situación daba cuenta de al menos 1.000 hectáreas de soya encharcadas por el rebalse del río Piraí. Las áreas de producción más afectadas corresponden a productores de comunidades de San Pedro, Sagrado Corazón y Hardeman. “Una vez se pueda ingresar a los chacos se cuantificará los daños al cultivo para tener un dato real de pérdidas, tanto en superficie como en valor”, dijo Pantoja. El desborde de los ríos Piraí y Grande tiene en alerta máxima a los productores afiliados al Bloque Norte Chané-Peta Grande. El líder de esa organización productiva, Eliazer Arellano, estima unas 20.000 hectáreas de soya anegadas por la crecida de ambos afluentes. A decir de Arellano, ninguna autoridad se hizo eco de la emergencia productiva en San Pedro. En Pailón, vía teléfono, el colono menonita Pedro Wuibe informó de que el Río Grande se desbordó a 35 km al sur de este municipio camino a la comunidad Rosal Centro. Efectos de la sequía En el caso de la sequía, a decir del gerente general de Anapo, Jaime Hernández, el fenómeno climatológico redujo el potencial de rendimiento de unas 400.000 hectáreas en la zona este -estiman de una a dos toneladas por hectárea- que implicará la merma de al menos 500.000 toneladas de soya. Ese volumen no producido significa $us 140 millones que los productores, principalmente de las zonas de Pailón y Cuatro Cañadas, dejarán de percibir. En la campaña de verano 2019-2020, con datos de Hernández, se sembraron 1.023.000 hectáreas de soya, 95.000 hectáreas de maíz y 45.000 hectáreas de sorgo. Desde su chaco en Cuatro Cañadas, el presidente de la Cámara Agropecuaria de Pequeños Productores del Oriente (Cappo), Isidoro Barrientos, indicó que la sequía pasó factura al sector. En ese municipio, dijo que un 60% del área cultivada fue afectada por la escasez de lluvia que, en algunos campos, cortó la floración, y en otros, el llenado de vainas. Desde la Unidad de Contingencia Rural del Ministerio de Desarrollo Rural, Rubén Gosalvez indicó que en la información satelital que disponen se advierte un desborde del río Piraí -magnitud pequeña- que afectó unas 400 hectáreas de cultivo de soya en San Pedro. Evalúan las secuelas de las crecidas del río Mamoré y Beni.

0 vistas