Buscar
  • Cinacruz

La superficie quemada en Santa Cruz, cuadriplicó a más de 400.000 Ha, a pesar de la prohibicion

La superficie quemada en Santa Cruz se cuadriplicó a más de 400.000 hectáreas, a pesar de la prohibición


Fuente: El Deber/Silvana Vincenti

El mes pasado no pasaban de ser dos los municipios afectados por el fuego, hoy son nueve. Dos estaban en las áreas protegidas con llamas dentro, hasta ayer se incrementaron a siete. En todo el mes de julio, la Gobernación de Santa Cruz reportó 6.202 focos de quema, y al 22 de agosto ya registraba 4.334, más que en todo el mes de junio, cuando se anotaron 3.700.

El 29 de julio, la secretaria departamental de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Alejandra Sandoval, alertó sobre 52.000 hectáreas quemadas entre enero y julio de este 2021. Hasta ayer, el informe de la Gobernación arrojaba una cifra dramática que se acerca al medio millón de hectáreas: 402.691 ha.

La Autoridad de Fiscalización y Control de Bosque y Tierra (ABT) emitió una resolución que suspendía las autorizaciones de quemas. Estaban prohibidas a partir del 1 de agosto de este año; sin embargo, en este periodo es cuando se multiplicaron, al menos en el departamento cruceño, los focos de quema y las superficies dañadas por el fuego. Solo el 19 de agosto el Sistema de Alerta Temprana de Incendios Forestales (Satif) de la Gobernación informó sobre más de 400 focos de quema, la mayor cantidad en lo que va del mes. Ayer, solo por la mañana, se anotaron 80.

La ABT informó sobre cerca de medio centenar de procesos administrativos y cuatro penales a los autores; sin embargo, las notificaciones no son proporcionales a las quemas, ya que están completamente desautorizadas.

El 73% de la superficie del departamento está en riesgo extremo de incendios, y el número restante en riesgo bajo, según Julio Fuentes, jefe del Programa Fuego de la Gobernación.

Saúl Morón, de la ABT, informó que del sobrevuelo de ayer se concluyó que en Roboré hay áreas críticas de fuego; que en Chochís, a pesar de que las llamas avanzan lentamente, estas son continuas.

“Hemos evidenciado el incendio en San José de Chiquitos, en Santa Teresita, que por la falta de vegetación está disminuyendo, hay un suceso que ha sido recurrente en 2019, existe poca vegetación, y en Taperitas también, donde actualmente trabajan los bomberos forestales en San José”, explicó.

Para Julio Fuentes, la situación es muy preocupante, especialmente en San Matías, San Ignacio, Concepción, San José de Chiquitos y Roboré, ya que los focos de quema continúan, a pesar de que el 31 de julio había concluido el periodo de quemas.

“Estos focos nos demuestran que el fuego sigue activo en diferentes zonas. Exhortamos a los productores a no usar el fuego, ni hacer chaqueos, ya no estamos en temporada de fuego ni de chaqueos por las condiciones imperantes de la época, de fuertes vientos, de vientos cambiantes, temporada seca de clima, altas temperaturas, vegetación seca, producto de las heladas que se han suscitado; hay bastante material combustible vegetal que dificulta las tareas de combate al fuego”, exhortó.

Beni

Hasta el 12 de agosto, el reporte de la Gobernación de Beni alertaba sobre 680.000 hectáreas quemadas en ese departamento, más de medio millón, que junto con las de Santa Cruz, ya alcanzaron el millón de hectáreas dañadas por las llamas.

En Beni, la biodiversidad ha sido bastante afectada. Más de 30 animales de diferentes especies fueron rescatados de los incendios forestales, en el lapso aproximado de un mes, informó la secretaria departamental de Medioambiente y Recursos Naturales, Ana Carola Vaca.

Entre los animales rescatados y devueltos a su hábitat, mencionó ciervos de pantano, osos bandera y pericos, entre otros, que debido a la época seca salen a buscar agua.

Lamentablemente, algunos animales no logran escapar del fuego y mueren calcinados, otros son atropellados cuando salen a los caminos porque los conductores de motorizados no se detienen.

Actualmente, se trabaja en la recuperación de una osa hormiguera que tiene lesiones a causa del fuego. Pero para atender a los animales solamente se cuenta con dos biólogos y un veterinario, y se tiene el apoyo del Centro de Investigación de Especies Amenazadas. Para el rescate solo hay cuatro personas.

La esposa del gobernador se puso en campaña para recolectar alimentos y medicamentos para los animales, víctimas de las llamas.

0 vistas0 comentarios