Buscar
  • Cinacruz

Langostas destruyen sembradíos de maíz

Macharetí y Boyuibe son las zonas más afectadas por la plaga que habría ingresado desde el norte argentino.


Fuente: El Deber/ Juan Carlos Salinas Cortez

Las ‘mangas’ de langostas voladoras que viajan por localidades de la llanura chaqueña de Villa Montes (Tarija), Macharetí (Chuquisaca) y Boyuibe (Santa Cruz) ya causaron daño a más 80 hectáreas de sembradíos de maíz y pastura para el ganado. El reporte no determina el impacto en el municipio cruceño de Charagua.

El insecto, que ya fue noticia en 2017, desde la anterior semana se hizo presente en el Chaco boliviano causando preocupación entre los pequeños y medianos productores que cultivan granos.

Dany Salazar, responsable de sanidad vegetal del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) Chuquisaca, sostuvo que el municipio de Macharetí se declaró en emergencia debido a la gran cantidad de langostas voladoras que ya destruyeron unas 20 hectáreas de maíz.

Salazar explicó que ya hay un equipo técnico trabajando en el lugar y que calculan que hasta mayo estarán allí haciendo actividades de monitoreo y fumigación con el objetivo de reducir la cantidad de insectos. Explicó que durante las labores de fumigación ya se aplicaron unos 400 litros de químicos que ha permitido el control de tres mangas y que ahora se trabaja en la erradicación de los huevos que los insectos depositaron en la superficie.

Ante la situación, desde la Gobernación chuquisaqueña indicaron que van a destinar unos Bs 500.000 para reforzar el trabajo que los técnicos están realizando en el sur del departamento.

En cuanto a la situación de Villa Montes, desde el Senasag Tarija, explicaron que una brigada de seis técnicos se trasladó al lugar y que los datos preliminares indican que unas 15 hectáreas de maíz fueron afectadas por la plaga y que aún se está monitoreando los perjuicios provocados en otros sembradíos.

Freddy García, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Maíz, Sorgo, Frejol y Cultivos Alternativos (Promasor), explicó que de acuerdo con los datos de pequeños productores hasta el momento unas 16 hectáreas de maíz y otras 30 hectáreas de pastura para ganado fueron afectadas por las langostas voladoras.

García detalló que el Senasag Santa Cruz conformó una comisión en donde participan los productores, ganaderos y técnicos con el objetivo de realizar un trabajo integral donde se está apostando por una primera fase, cuyo foco es la prevención y la alerta.

“Sobre el daño causado en el chaco cruceño se debe hacer notar que el sector sembró unas 120.000 hectáreas de maíz, por lo que la seguridad alimentaria no está en riesgo”, puntualizó García.

Un nuevo foco en Charagua

Ramiro Castro, responsable de sanidad vegetal del Senasag Santa Cruz, puntualizó que para hacer frente a esta plaga se está trabajando en cuatro centros de operaciones en donde de forma coordinada con las regionales de Chuquisaca y Tarija se cruza información para lograr resultados más precisos.

Sobre la situación en Santa Cruz, Castro indicó que aparte de Boyuibe otro municipio recientemente afectado por la plaga es Charagua por lo que se están realizando los respectivos trabajos de control químico.


0 vistas

(591-3) 343-4658

Av. Cristo Redentor, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

©2019 by Cinacruz- Colegio de Ingenieros Agrónomos.