Buscar
  • Cinacruz

PGE 2021: inversión pública será de $us 4.100 millones, la más baja desde 2013

El Gobierno prevé inyectar estos recursos para la reactivación económica. Un 34,9% se destinará al sector productivo como el de hidrocarburos, energía y el agro

Fuente: El Deber, Ernesto Estremadoiro Flores.

A días de que se termine el 2020, el rumbo de la política económica para el próximo año ya fue trazado por el Gobierno del presidente Luis Arce Catacora. El otrora superministro del expresidente Evo Morales, y padre del ‘milagro boliviano’ encarará uno de los momentos más difíciles de la economía, afectada por las secuelas que dejó la crisis del gran confinamiento, con una inversión pública de $us 4.100 millones, según consta en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2021, aprobado por la Cámara de Diputados.

Si bien el monto es mucho mayor al contemplado por el Gobierno de transición, que fijó $us 3.441 millones de inversión pública, es mucho menor si se compara con las cifras de anteriores años, llegando a ser la más baja desde 2013, cuando el PGE de ese año programó $us 3.441 millones.

Desde ese año, los recursos que inyectó el Estado subieron considerablemente. Por ejemplo, en 2014 el PGE registró una inversión pública de $us 4.507 millones. La tendencia llegó a su pico más alto en 2018, cuando desde el Poder Ejecutivo se programó $us 6.210 millones de inversión pública.

Para 2019, último año de gestión del expresidente Morales, esta cifra bajó a $us 5.323 millones. Por último, este 2020 se anotaron $us 4.392 millones de inversión estatal para obras.


Presupuesto

El ministro de Economía y Finanzas, Marcelo Montenegro, en declaraciones a la agencia ABI, señaló que el objetivo principal del Gobierno es retomar el ritmo de crecimiento y “garantizar la estabilidad económica del país tras la mala gestión de la expresidenta, Jeanine Áñez y la pandemia del coronavirus”.

La autoridad informó que para 2021 se programó un presupuesto consolidado de Bs 228.357 millones. Del total de los recursos, los órganos del Estado generan el 53,3% y las empresas públicas, el 31,6%; el restante es captado por las instituciones de seguridad social, entidades descentralizadas, financieras y la administración departamental (entidades territoriales autónomas y universidades públicas).


Por otro lado, el Gobierno detalló que la proyección oficial de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) será de un 4,8% y un déficit fiscal del 9,4%.

“Vamos a terminar con un año desastroso y una mala gestión económica del anterior gobierno en 12,3% del déficit con respecto al PIB”, aseguró Montenegro.


La Comisión de Planificación de Política Económica y Finanzas, de la Cámara de Diputados en su informe ante la Asamblea Legislativa, indicó que con el presupuesto se retoma el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que “dinamiza el mercado interno y la inversión pública para garantizar un crecimiento sostenido, fortalecer las fuentes de financiamiento de las políticas sociales como el Bono Juancito Pinto, Renta Dignidad, Juana Azurduy y otros”.

Además, contempla el “no pago del servicio de la Deuda Externa Pública (capital e intereses) de todos los vencimientos de las gestiones 2020 y 2021”.

Con la implementación de este modelo, según esta comisión, Bolivia tuvo estabilidad y crecimiento económico a pesar de contextos externos adversos, “consiguiendo el reconocimiento de organismos internacionales”.

Esto permitió que el país lidere el crecimiento económico de América del Sur por varios años.

Estos aspectos fueron acompañados con grandes avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad, que marcaron una mejora en las condiciones de vida de población, asegura el informe al que accedió EL DEBER.

A diferencia del PGE, presentado por la expresidenta, Áñez, desde el Gobierno indicaron que el nuevo presupuesto refleja un incremento del 5,5%, porque la anterior administración fijó Bs 216.501 millones.

Destino de inversión