Buscar
  • Cinacruz

Realizan auditoría en planta de Bulo Bulo por 3 factores

El Ministro de Hidrocarburos dio un informe en una comisión de Diputados.


Fuente: Página Siete, Carlos Quisbert.

El Gobierno realiza una auditoría sobre la mala ubicación, la falta de criterios técnicos y la contratación de un número exagerado de extranjeros, entre otros puntos, que fueron los factores para que la Planta de Amoniaco y Urea instalada en Bulo Bulo, Cochabamba, trabaje a pérdida desde su inauguración, en 2017, y ahora esté paralizada, informó ayer el ministro de Hidrocarburos  Víctor Hugo Zamora.

“Ha funcionado toda su vida con subvención de recursos del Estado y, lamentablemente, todo lo que generaba no alcanzaba para cubrir costos operativos, ha sido paralizada muchas veces, ha sido maltratada. Aparte de estar mal ubicada, se ha paralizado a criterio de grupos que cuando han decidido paralizar lo han hecho, incluso (desconocidos) reventaron un ducto de 200 metros, que evitó que la materia prima (gas natural) pueda llegar a Bulo Bulo; desde esa fecha (2019) no se pudo reactivar su trabajo”, declaró Zamora a su salida de la Comisión de Economía Plural, Producción e Industria, en la que  prestó un informe oral.

Señaló que, por ahora, sus trabajadores sólo hacen labores de mantenimiento y volverá a operar “cuando existan las condiciones” para comercializar su producción en el mercado internacional.

“No sólo pensamos en todos los factores que hicieron complicada (la situación de) esta planta (…) Estamos esperando la auditoría de YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos) sobre los 1.000 millones de dólares invertidos”, sostuvo el ministro.

 Un reporte de la consultora Gas Energy Latinoamérica (Gela), publicado en enero, señala que en el periodo 2018 y 2019 la Planta de Amoniaco y Úrea tuvo pérdidas de 34,4 millones de dólares.


“Esta planta tuvo sus problemas, siempre trabajó a pérdida, trabajó siempre a criterio discrecional de alguna autoridad y (ahora) hay que darle certidumbre institucional. Hay que hacer reingeniería y encontrar algunos mecanismos de mercado que garanticen por lo menos estabilidad; no sé si vayamos a garantizar de que esta planta pueda ganar (…) ”, manifestó Zamora.

Elizabeth Beramendi, asambleísta departamental de Cochabamba,  informó en febrero que la planta de Bulo Bulo tenía más de 400 trabajadores y sólo se dedicaban a realizar mantenimiento de la industria. Luego un reporte de Radio Kausachum Coca dio cuenta del despido de 150 trabajadores.

El  ministro afirmó que el personal de la planta comprendió la situación por la que atraviesa la factoría, pero dijo que en su momento se encontraron muchos trabajadores extranjeros y que pronto se pretende incorporar a profesionales bolivianos.

Zamora recomendó al Legislativo abrir procesos  contra altos exdignatarios de Estado. “Lamentablemente en esta historia, el daño económico se generó en el momento que se decidió la ubicación de esta planta a 1.000 kilómetros”, aseveró.

0 vistas

(591-3) 343-4658

Av. Cristo Redentor, Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

©2019 by Cinacruz- Colegio de Ingenieros Agrónomos.