Buscar
  • Cinacruz

Sectores agropecuarios dinamizan las exportaciones no tradicionales

Destacan el sector oleaginoso, pecuario y azucarero. Ventas de productos no tradicionales registraron un incremento del 63% en valor y un 22% en volumen. Agro resalta aporte a la reactivación económica


Fuente: El Deber/ Fernando Rojas Moreno

Sectores del tejido empresarial agropecuario de Santa Cruz encabezan las operaciones de comercio exterior de productos no tradicionales y aportan divisas para reactivar la economía del país. El sector oleaginoso encabeza las agroexportaciones en este grupo.

En el primer semestre de la presente gestión se concretó la venta de soya y derivados a mercados externos por valor de $us 670,2 millones, un 83% más de lo registrado en el mismo periodo de 2020. El volumen exportado también se expandió un 19%, comparado con el periodo de análisis.

El indicador de desempeño en valor exportado del girasol y derivados es también positivo. De enero a junio, facturó $us 57,9 millones, un 47% más de lo obtenido en similar periodo de 2020. El volumen exportado creció en 6%.

El aporte en exportación del sector ganadero también destaca en el grupo de productos no tradicionales. En los primeros seis meses de este año registró $us 53,07 millones en valor exportado, un 131% más de lo registrado en 2020 en similar periodo. El volumen exportado también repuntó un 119%.

Las agroindustrias sucroalcoholeras también registran actividades comerciales favorables en mercados externos. En el primer semestre de este año, el sector concretó la venta de azúcar por un valor de $us 22,8 millones, un 18% superior a la facturación registrada en 2020, en el periodo de análisis. En el caso del alcohol etílico, el sector registra cifras negativas en volumen y valor.

El sector bananero, cuyo foco de producción es el trópico de Cochabamba, también refleja cifras positivas en exportación.

Precios impulsan reactivación

Dada la coyuntura internacional de precios, a decir del presidente de la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob), Jorge Amantegui, los derivados de la soya y el girasol se han convertido en productos importantes en las exportaciones de productos no tradicionales en Bolivia. Anotó que el impacto económico de este sector es significativo para impulsar la reactivación económica del país.

Sin embargo, alude que la logística es un aspecto que condiciona el desempeño de las exportaciones del sector oleaginoso. Actualmente, según Amantegui, los problemas originados por la falta de caudal de agua de la hidrovía Paraguay-Paraná obligan a las industrias a buscar alternativas utilizando otras modalidades de transporte, lo que hace que se incrementen los costos y que se saturen las aduanas fronterizas. “La reactivación de las economías mundiales hace aumentar el uso de puertos, buques, contenedores, haciendo incrementar también los costos marítimos”, puntualizó.

Desde la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz) afirman que si a la ganadería boliviana no se pone ‘freno de mano’ en lo que queda de la presente gestión, están en condiciones de generar $us 150 millones en divisas por exportación de carne bovina.

El gerente general de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Jaime Hernández, cree que el aumento de cotización de los subproductos oleaginosos en el mercado internacional han favorecido y permitido exportar a mayores precios generando un aumento en el ingreso de divisas para el país y contribuyendo de forma significativa a la reactivación económica.

En ese contexto, Hernández insinúa que las políticas deben estar orientadas a brindar condiciones para aumentar los rendimientos y la producción a través del acceso a la biotecnología, liberación plena de las exportaciones, mejorar la logística de exportación, entre otros factores esenciales para el agro.

Siendo que la producción agropecuaria nacional está bajo normas y leyes que prohíben el uso de la biotecnología, a juzgar por el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Óscar Mario Justiniano, el sector agropecuario se ve impedido de aprovechar al máximo la capacidad productiva, lo que resta competitividad en el comercio internacional y, sobre todo, con los países vecinos que están a la vanguardia en el uso de biotecnología.

Con datos del INE, según Justiniano, en 2020 la exportación de productos de origen agropecuario representa un 22% con respecto a las exportaciones totales. El principal mercado para las exportaciones del sector fue la CAN.

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), a junio de 2021, las exportaciones bolivianas totalizaron $us 4.904 millones, un 54% más de lo registrado en igual periodo de la pasada gestión, y la más alta desde 2015. El volumen exportado creció un 22%.

En el ámbito estatal

En julio, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, citado en un boletín institucional, afirmó que Bolivia prepara la exportación de 40 toneladas de piña liofilizada a Canadá, España y Holanda en el segundo semestre de este año, por un valor cercano a $us 800.000.

0 vistas0 comentarios